Reformas en la oficina. ¿Cómo debe ser el espacio de trabajo?

Las oficinas deben ser diseñadas para acoger a los profesionales en las mejores condiciones. Ahora, además, la emergencia sanitaria provocada por la COVID19 ha obligado a repensar los espacios de trabajo y a adecuarlos a las medidas de seguridad necesarias para evitar la propagación del virus.

Uno de los primeros elementos que nos viene a la mente cuando hablamos de salud y bienestar en el trabajo es el mobiliario: las sillas, las mesas de trabajo, los armarios, etc.

El INSST, por ejemplo, indica que la superficie de trabajo deberá adecuarse a la actividad del trabajador, aunque en una oficina las dimensiones mínimas de dicha superficie estarían entre los 80 y los 120 cm y con una anchura que asegure que, entre el teclado y el borde libre de la mesa quede una distancia de 5 a 10 cm.Por su parte, la silla debe también cumplir algunas características como ser ajustable tanto en altura como en inclinación o disponer de ruedas resistentes.

Sin embargo, más allá del mobiliario, hay muchos factores que van a influir en el bienestar de las personas que trabajen en la oficina. Una de ellas es la iluminación. En este caso, se recomienda considerar tanto la iluminación natural como la artificial.

La luz natural tiene múltiples ventajas como, por ejemplo, que provoca menos fatiga visual, permite apreciar los colores tal como son y, además, psicológicamente, tiende a producir mayor bienestar. En ese sentido, es importante siempre que se plantee una reforma de una oficina, valorar la necesidad de aprovechar al máximo la luz natural mediante ventanas, tragaluces, etc. Sin embargo, es necesario prever a la vez cómo va a incidir la luz en el interior, para evitar deslumbramientos o reflejos no deseados.

Pese a sus ventajas, la luz natural es variable y por lo tanto es imprescindible diseñar buen sistema de iluminación artificial. Para hacerlo, se deberá considerar un amplio abanico de aspectos que van desde el tipo de tarea que se va a desempeñar hasta las características técnicas concretas de las luminarias.

COVID19 y espacios de trabajo

Entre todos los factores que deben ser tenidos en cuenta a la hora de construir o reformar una oficina, ha irrumpido la crisis del coronavirus, que nos ha obligado a cambiar nuestra forma de concebir los espacios de trabajo.

Además de disponer los puestos de trabajo de forma que se pueda mantener la distancia de seguridad establecida por las autoridades sanitarias, también es necesario diseñar itinerarios de entrada y salida que eviten cruces entre personas. Así, además de diseñar dichos itinerarios, será necesario dotarse de carteles o vinilos señalizadores, que indiquen de forma clara qué recorrido deben hacer las personas que circulen por la oficina. También deberían instalarse carteles informativos sobre los aforos permitidos y las medidas de seguridad e higiene que deben seguir las personas dentro de la oficina.

En ocasiones, también resulta necesario instalar mamparas de cristal o metacrilato, que ayuden a proteger a los trabajadores, especialmente en las zonas de atención al público.

Según las indicaciones del INSST, también deberán evitarse los sistemas de control de acceso y presencia por huella dactilar o, en caso de que eso no sea posible, desinfectar el dispositivo después de cada uso.

Otro aspecto que cobra cada vez mayor relevancia es el sistema de ventilación y renovación del aire, algo fundamental para evitar la propagación del virus.

Son muchos los factores, por lo tanto, que debemos considerar a la hora de diseñar una nueva oficina o reformar una oficina existente. Por eso, es recomendable dejarse aconsejar por expertos en reformas, algo imprescindible para que no se nos pase nada por alto.

En FSNew, tenemos una dilatada experiencia en el sector de reforma integral de locales y oficinas y, por eso, podemos ofrecer el mejor servicio que le asegure el resultado final que necesita.

 

¿Tiene dudas?

Póngase en contacto con nuestros expertos para que podamos asesorale.