El desarrollo acelerado de la sociedad y la crisis del Covid-19, aún muy presente, han marcado una serie de tendencias en la construcción, que aunque ya llevan algunos años imponiéndose, este 2021 han tomado más protagonismo que nunca. A continuación, comentaremos algunas de las tendencias constructivas que han marcado este año, que ya estamos dejando atrás:

Edificaciones más sostenibles y eficientes

La sostenibilidad es una de las principales preocupaciones y apuestas del 2021. Enfocar una construcción hacia la sostenibilidad y la eficiencia energética aumenta la durabilidad de la vivienda, su revalorización en el mercado y aumenta el confort.

Usar aislamiento térmico, utilizar pinturas naturales, actualizar la fontanería y la instalación de energías renovables en la vivienda (placas solares) son algunos de los métodos más comunes para reducir el impacto al medioambiente de las nuevas construcciones y proyectos de reforma.

Hogares luminosos y multifuncionales

El aumento del tiempo en casa y el teletrabajo ha hecho que se busquen muchos aspectos que antes no se priorizaban tanto. El concepto abierto, la necesidad de amplitud y fluidez en los espacios son los protagonistas de las casas en nueva construcción. La luz natural produce un ahorro energético considerable que se traduce en un ahorro mensual.

Desarrollo de la Tecnología Inteligente

Los edificios inteligentes son aquellos que utilizan la tecnología para garantizar su mejor funcionamiento. Esta tecnología es capaz de ofrecer una mejor distribución de los recursos teniendo en cuenta su sostenibilidad y consumo responsable; así como mejorar la calidad de vida de sus ocupantes.

Proactividad para construir con criterios Passivhaus

La legislación actual favorece enormemente la nueva edificación a la eficiencia energética, y hacia la salud, el confort y la seguridad en espacios interiores. Por ello, profesionales y propietarios ya quieren ir por delante y anticiparse a los estándares más exigentes como el Passivhaus, que en los últimos años ha ido ganando presencia por todo Europa.

Como vemos, hay un común denominador indudable en todas las tendencias de construcción de este año: el cuidado por el medioambiente. Y es que el sector de la construcción irá desarrollando, año tras año, métodos y procesos que respeten el planeta y sean más eficientes y sostenibles.